viernes, 26 de diciembre de 2008

Probamos en nuevo Adobe Lightroom 2.2

Adobe Photoshop es sin duda el software más logrado para la edición de imágenes por computadora. Con una carrera de mejoras muy provechosa, y cursando ya unas 12 versiones para PC, el programa se encuentra en la etapa de madurez plena. Las posibilidades de modificación que ofrece son prácticamente ilimitadas, y muchos son los fotógrafos que lo utilizan para corrección y tratamiento de sus imágenes, con excelentes resultados.

Sin embargo, muchos fotógrafos, incluso profesionales, entendieron pronto que el Photoshop no es siempre el programa adecuado para este tipo de tareas. Si bien es completo y puede llevar a cabo ediciones complejísimas, tiene algunos inconvenientes. En primer lugar es un paquete muy costoso, pensado para la edición gráfica de todo tipo. También tiene unos requerimientos de ejecución bastante elevados, y por ello suele ser lento salvo en equipos potentes. El fotógrafo muchas veces limita su trabajo a corregir 4 o 5 variables en sus imágenes, y con ello basta. Photoshop es exageradamente potente para este tipo de edición, pero ello redunda en una alta complejidad. Un programa con funciones acotadas a las necesarias, con un arranque más veloz y requerimientos de sistema inferiores sería lo necesario, y esto que pensaron muchos fue comprendido también por los fabricantes. A esto también sería útil agregar funciones de catalogación potentes.

Adobe por ello se abocó a programar un software nuevo pensado para el fotógrafo, capaz de corregir y catalogar imágenes de manera potente, y representar el flujo de trabajo de este tipo de usuarios de una manera más eficiente.


Hace unos dos años, Adobe lanzó la primera versión de Lightroom, con una recepción bastante positiva. Se basaba en una gran idea emprendida también por Apple con su Aperture, a pesar de que el diseño de este último tuvo algunos fallos de programación, finalmente subsanados en versiones posteriores. Hoy Adobe lanza la segunda versión, en un intento para contrarrestar al efectivísimo Aperture 2.0 que engalana a las Macs.


Lightroom trabaja en 4 pasos, en módulos consecutivos: Librería, Revelar, Proyección de Diapositivas, Impresión, Web. El módulo Librería permite descargar fotos y catalogarlas automática o manualmente. El método que viene por defecto es muy efectivo, pues cataloga por fechas, y permite con gran facilidad duplicar las imágenes a disco rígido o DVD. Trabaja de manera sencilla con decenas de miles de fotografías.

El módulo más importante es el "Develop", o "Revelar". Dentro de él podremos hacer el tratamiento de los archivos RAW o JPEG. Los cambios tradicionales que podemos realizar son los niveles de exposición, temperatura y tono del color, brillo/contraste, presencia de color (con parámetros como saturación total, la vibración del color, etc). También se pueden modificar el nivel de los negros en las sombras y las luces de relleno. Es muy efectiva la función de recuperación de altas luces.

Entre las nuevas opciones múy útiles que destaca el nuevo Lightroom con respecto a la versión se encuentra el trabajo en 64 bits, la posibilidad de trabajar sencillamente con dos monitores, un pincel para mejoras locales (una gran mejora), posibilidad de trabajar con filtros graduados inteligentes. También puede operar con diferentes perfiles de color en modo RAW, una posibilidad bien lograda ya en productos cono el SilkyPix y que en Lightroom 2 cobran un nuevo significado: son mucho más potentes.

Lightroom permite también trabajar muy rápida y cómodamente en lotes, con lo cual constituye una muy interesante opción y competencia al Capture NX 2, editor estrella de la exitosa Nik Software.

Como resultado, las fotos logradas con el procesamiento son muy adecuadas, sobre todo teniendo en cuenta las posibilidades, velocidad y la facilidad de manejo del programa. Lightroom 2 se destaca sobre todo al manejar gran cantidad de imágenes con ISO elevado, pues tiene un excelente motor de reducción de ruido.

No hay comentarios.: