martes, 30 de diciembre de 2008

Nueva Olympus E-520

Olympus ha apostado entusiastamente al sistema cuatro tercios, un formato de sensor de pequeño tamaño pensado para lograr cámaras réflex sumamente compactas, así como ópticas correspondientes de las mismas características.

Hoy analizamos su nueva E-520, confesamente una versión refrescada de su cámara réflex compacta intermedia, la E-510. Con este criterio, avanza sobre el modelo de DSLR inicial supercompacta E-420 agregando estabilización de imagen. También oferta una batería de mayor duración con respecto al modelo anterior y una estética más familiar correspondiente a las réflex digitales actuales.

Su sensor de cuatro tercios 2,43cm2) ofrece una salida de 10 megapíxels y la capacidad Live View, aplicación común desde que Olympus la integrara por primera vez en sus cámaras hace algunos años. El rango de sensibilidades es adecuado para este tipo de cámaras: ISO 100-1600, con una función automática. La platina del sensor dispone de sistema autolimpiante por vibraciones del filtro IR, para lidiar con el conocido problema de las motas de polvo (mucho más notorias en el cuatro tercios por su menor tamaño relativo).

El microprocesador de imagen permite una buena velocidad en ráfaga (3,5 cuadros por segundo) y además incorpora al equipo funciones de avanzada, como la detección de rostros. También consta de una función de "autogradación", para regular de manera automática el rango dinámico de la imágen y corregir diferencias muy amplias en la iluminación de escena.

El sistema de autoenfoque consta de 3 zonas de detección (similar al sencillo sistema de la Nikon D60). El sistema de medición de luz integrado es muy completo para la categoría: permite las mediciones clásicas matricial, central y puntual. Sin embargo, la medición puntual puede desglosarse en medición puntual en sombras o medición puntual en luces, con lo cual se trabaja mejor en situaciones complejas de luz (la función ideal para utilizar la medición puntual).

Una de las cosas que vale la pena mencionar es la localización inteligente de los botones y mandos. Los cuerpos Olympus cuatro tercios suelen tener reminiscencias a un muy buen cuerpo réflex 35mm compacto, la línea OM. Bajo esta inspiración, hoy clásica, Olympus constuye sus DSLR cuatro tercios con buen agarre y apariencia clásica. La unidad con batería pesa 490 gramos. Un par de botones pueden ser configurados para ejercer otras funciones, lo cual siempre es útil si realizamos un arreglo de funciones inteligente (¡y puede ser una pesadilla si o lo pensamos bien!). En general para cambiar las opciones de toma se utilizará la pantalla LCD, con un menú gráfico amplio denominado "Super Panel de Control", con la enorme mayoría de las funciones de cámara. Esto es muy bueno considerando que los menúes son muy incómodos y largos. El cuerpo puede utilizar las siempre engorrosas y costosas de conseguir memorias XD o las CompactFlash, cada vez más raras en este tipo de compactas sencillas. Los conectores son del tipo USB 2.0 de alta velocidad y una salida NTSC/PAL.

El dial de modos en la parte superior derecha ofrece las posibilidades usuales: modo Automático, PASM (programa, apertura, obturación, manual), y modos preprogramados: Retrato, Paisaje, Macro, Deportes, Retrato Nocturno. Luego tiene una opción SCENE ("escena") que nos permitirá escoger gran variedad de modos de escena preprogramadas, útiles para el resto de las escenas fotográficas comunes (18 en total).
Tal vez uno de los problemas del sistema cuatro tercios sea el pequeño visor. El pentaespejo de esta cámara ofrece una visión más oscura y pequeña que la de las réflex digitales convencionales, ni que hablar si comparamos con una DSLR de cuadro completo. Por otro lado, la información del visor está colocada a la derecha de la imágen, y en algunas situaciones es incómoda para ver. ¿Falta de Costumbre?

El display LCD aumenta de tamaño con respecto a la E.510, algo noble y a tener en cuenta en los compactos sistemas cuatro tercios. Logramos una pantalla de 2.7 pulgadas. La cámara cuenta con Live View, función implementada de manera adecuada. Se pueden sobreimponer funciones de menú de manera "traslúcida", con lo cual no molesta demasiado al ver la imagen captada por el sensor en tiempo real.

La cámara viene integrada con un flash tipo pop-up, con número guía 12 y una velocidad de sincronismo cómoda, de 1/180 seg. La zapata de flash incorporada es propietaria Olympus, del "Sistema E" de flashes. Permite operar con tres grupos de flashes de manera inalámbrica (con unidades tipo FL-50R y FL-36R. La batería es de ion de litio, tipo BLM-1 (con cargador incluído).
En conclusión es una buena adición a la linea de los cuatro tercios, que además de algunos inconvenientes del formato sufre de una calidad de imagen en ISO alto no tan buena como en otras cámaras de la misma categoría.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me interesó este tipo de cámaras, pero nunca las he visto en mi país (perú). Que tan agudo es el problema del ruido?

Narcel