jueves, 19 de junio de 2008

Crecieron un 64% las ventas de cámaras digitales en la Argentina

De acuerdo con el último estudio de la consultora especializada IDC, el mercado argentino de cámaras digitales presentó el año pasado un crecimiento en unidades del 64% respecto a las ventas de 2006. Este análisis incluye tanto las cámaras que fueron importadas al país por los fabricantes y comercializadores formales, así como también las que fueron ingresadas por personas que las compraron en el exterior.

Esta última práctica -denominada por IDC "traslado a mano"- continúa mostrando una disminución en la participación total de las ventas, gracias a los beneficios que se obtienen al comprar las cámaras en el país, tales como garantía y financiación. En cuanto a los canales de comercialización a través de los cuales los usuarios adquirieron sus cámaras digitales, la participación del canal minorista de electrónica y artículos para el hogar se ha incrementado fuertemente durante 2007, lo que representa el 63% del volumen de equipos vendidos en el país. En 2006, esta participación había sido del 44%, lo que muestra a las claras el éxito de las políticas comerciales dinámicas que llevó adelante el comercio minorista.

"Durante 2007 las cadenas de comercio minorista han invertido mucho esfuerzo en desarrollar alianzas con bancos y tarjetas de crédito para ofrecer cuotas, y también han apostado a su negocio financiero para brindar créditos accesibles a clientes no bancarizados o con su crédito bancario agotado", dijo Matías Berardi, gerente de investigación y consultoría para América latina de IDC. "Además del crédito, los vendedores capacitados y la inversión publicitaria fueron factores decisivos para el éxito de las cadenas en la comercialización de cámaras durante 2007", dijo Berardi. Por el lado de la oferta de los fabricantes, la mayoría ha renovado sus líneas de producto y al mismo tiempo ha mantenido sus precios asequibles.

Una característica que también alienta el crecimiento de las ventas locales de cámaras digitales es el hecho de que en años anteriores el tiempo que transcurría entre lanzamientos de nuevos modelos entre países como Estados Unidos y la Argentina era de unos ocho meses, y durante 2007 los lanzamientos fueron prácticamente simultáneos.

Buen 2008 Ante este contexto, los usuarios encuentran la motivación extra de acceder al último modelo disponible para definir su compra en el país. "IDC prevé un escenario positivo para este mercado durante 2008, dado que las ofertas por parte de los fabricantes serán atractivas y los usuarios consideran este producto atractivo para regalar y comprar para sí", dijo el analista. Sin embargo, Berardi admitió que para este año se espera que el crecimiento en términos de unidades vendidas no sea tan grande como el registrado durante 2007, sino que se mantenga en los dos dígitos.

No hay comentarios.: