sábado, 5 de enero de 2008

Review: la nueva Canon PowerShot G9

Canon Powershot G9 MotivarteLa línea “G” de las cámaras compactas de Canon (conocidas como “PowerShot”) poseen funciones manuales y automáticas potentes, y están pensadas para un fotógrafo renuente a adentrarse en el universo de las réflex de objetivos intercambiables, pero que no desea resignar las amplias posibilidades creativas que permiten los controles manuales.

El Revelador te presenta un informe completo sobre un nuevo ejemplar de la serie, la Canon PowerShot G9, una compacta con potencia profesional.

La cámara
Se trata de una compacta de 12,1 megapíxels, lo que permite muy grandes ampliaciones e imágenes detalladas de calidad profesional. La sensibilidad llega hasta ISO 1600, lo que permite hacer fotos con poca luz y sin flash llegado el caso.

El diseño es atractivo, más bien sobrio, rectilíneo, robusto y acabada en un negro mate clásico, con un detalle de aluminio en el borde del objetivo. Dispone de un visor directo, característica de la que lamentablemente están haciendo a un lado muchos fabricantes. Cuenta con dos diales de control superior que no hacen más que realzar el aspecto de cámara “clásica” de esta nueva G9. Estos permiten elegir la sensibilidad y los modos de disparo rápidamente.

En la parte trasera, se destaca una pantalla LCD de 3 pulgadas “Pure Color II” muy buena, y una excelente rueda de giro ilimitado, similar a las que equipan a las cámaras EOS profesionales, y que se usa para movernos en los menús y controlar la cámara de manera veloz. También cuenta con un botón personalizable, para que elijamos su función de acuerdo a nuestros propios gustos.

Canon Powershot G9 trasera Motivarte

La G9 es descendiente directa de la PowerShot G7 pero incorpora algunas características que pedían los fotógrafos. Entre ellas se destaca la posibilidad de hacer tomas en JPG y RAW (archivos en bruto). Los archivos RAW permiten retocar las fotos en la computadora sin pérdida alguna de calidad, algo que no sucede al editar los archivos JPG comunes. Podemos entonces emplear los JPG para un uso inmediato, y disponer de la posibilidad de contar con archivos RAW para la post-producción no destructiva y confiable de la imagen. Las fotos se almacenan muy velozmente en tarjetas tipo SD, o SDHC. Si bien la cámara carece de memoria interna, la caja trae de regalo una memoria MMC de 32 Mb (de muy poca capacidad, eso si). Se hace casi imprescindible por lo tanto, conseguir una memoria aparte.

La alimentación de la G9 corre por cuenta de una batería de ion de litio (incluida con su cargador inteligente). Viene también una correa para transporte, cable de audio y video y el cable USB para bajar las fotos.

Esta compacta de Canon hace uso del microprocesador Digic III, presente también en las réflex profesionales. Permite tiempos de respuesta ultracortos, mejor manejo del autofoco y un consumo de batería más bajo. Este procesador también se encarga de lograr mayores gradaciones tonales y reproducciones de color ricas y totalmente configurables (realista o más vívido según lo deseemos).

Objetivo: Imagen estable
Sobre su óptica podemos afirmar que se trata de un zoom luminoso y motorizado de 6x, equivalente a 35-210mm f/2.8 (gran angular) – f/4.8 (tele). El mismo está estabilizado mediante el sistema OIS, lo que permite realizar fotos sin que nos salgan movidas. Llegado el caso, se puede activar la función “Auto ISO” para incrementar automáticamente la sensibilidad de la imagen y estabilizarla aún más.

Detección de rostro
Una de las posibilidades con que cuenta la G9 gracias al procesador Digic III es la función de “detección de rostro”. Una vez que hacemos una foto, la cámara detecta los rostros y los muestra en la pantalla para ver como quedaron. Ya no tenemos que hacer zoom en la imagen y navegar por la pantalla hasta un rostro, la cámara lo hace sola y acelera la tarea. La detección de rostro nos es útil también para hacer el seguimiento de los mismos antes de hacer la toma: podemos elegir hasta 9 rostros en una foto para mantener foco sobre todos ellos, o priorizar uno y seguirlo, para lograr una toma nítida a la hora de oprimir el obturador. ¡Ideal para aquellos que les gusta hacer fotos en fiestas!

Posibilidades creativas
La PowerShot G9 viene con 23 modos de escena que cubren un gran abanico de posibilidades: retrato, paisaje, tomas nocturnas, deportes, tomas en interior, la playa y nieve, etc. Y cuenta con los modos de toma totalmente Automático, semiautomático con Prioridad de Obturación, semiautomático con Prioridad de Diafragma, totalmente Manual. También cuenta con dos modos “memoria”, que podemos definirlos personalmente según nuestros gustos y la cámara recordará. Trae histograma en vivo (para controlar la exposición) y la posibilidad de hacer foco en forma manual asistida.

Cuenta con un flash integrado de buena potencia, y en la parte superior dispone de una zapata para flash externo, compatible con la línea EOS Speedlite para mayor alcance y control.

Videos interesantes
Además de la grabación de vídeo en calidad “VGA” (30 cuadros por segundo) y XGA (15 cuadros por segundo) en alta resolución, existe ahora un modo LP (larga duración). La función de video a intervalos permite grabar (con ayuda de un trípode) escenas cambiantes cada cierto tiempo, tales como la progresiva apertura de una flor, calles muy transitadas o una reproducción rápida como si fueran vídeo clips continuos de calidad VGA.

Software incluido
La PowerShot G9 viene con el ZoomBrowser EX 6.0 y el ImageBrowser 6.0 para bajar las fotos a la computadora, verlas e imprimirlas. También trae el útil RAW Image Task para procesar las imágenes RAW que realicemos.

Accesorios opcionales
Se le pueden acoplar convertidores a teleobjetivo, granangular y lentes macro mediante un adaptador, y para los que se animan existe un cobertor sumergible hasta 40 metros, para hacer foto submarina.

No hay comentarios.: