domingo, 16 de septiembre de 2007

Probamos la DSLR Nikon D80

Entre las opciones más convenientes en el marco de las DSLR (cámaras réflex digitales, con lentes intercambiable), evaluamos hoy el modelo D80, del fabricante japonés Nikon.
Se trata de una cámara de 10.2 megapíxels con montura "F" para objetivos Nikon.
El modelo evaluado venía provisto con un objetivo kit, el AF-S AF DX Zoom Nikkor 18-135 3.5/5.6G IF ED II, el cual - una vez montado en el cuerpo con sensor DX - convierte sus focales en un factor 1.5x. Se trata de un objetivo equivalente a un 27-200 mm en paso universal, diseñado para realizar foco de manera interna (sin que varíe su longitud al enfocar, y que el objetivo delantero no gire). También posee elementos asféricos, lo que logra una sensible disminución en las aberraciones cromáticas. Excelente para su precio.


Imagen gentileza Kenrockwell.com

El cuerpo es de plástico sólido, y viene en un único color negro de buen acabado. El detalle estético característico de las Nikon es el acento rojo en la empuñadura.

En la parte trasera se destaca la pantalla de 2,5 pulgadas de alta calidad protegido por un protector de plástico transparente, que se puede remover si se desea. La pantalla es muy buena y se puede ver sin problemas en todas las condiciones de luz. Las funciones de la cámara son muy personalizables, y podemos programarla para que trabaje como acostumbramos; al principio conviene probarla un poco para dejarla configurada a nuestros gustos. En mi caso particular, decidí dejarla lo más parecida posible al manejo que presenta mi F828.

Por encima presenta un dial de modo, un panel LCD retroiluminado en verde bajo demanda (que administra bastantes funciones de la cámara), el disparador, los botones de compensación, control del modo de Autofoco (Simple, continuo o automático), modo de medición de luz (matricial, central y puntual). Para activar estas funciones, se oprime el botón y se gira el dial trasero para ver cada una de las opciones.

El visor, si bien es mayor que el de la competencia (y lo que es importante para mí), no deja de ser algo pequeño, del mismo tamaño de mi cámara anterior. Sería interesante que contara con la información del ISO a la que stamos sacando.

El sensor es un CMOS de 10,2 megapíxeles, con una muy buena respuesta en luces y sombras (rango dinámico). Se puede usar en sensibilidades calibradas que van de ISO 100 hasta ISO 1600, y - llegado el caso - dos velocidades no calibradas más elevadas (Hi-1 y Hi-2). Las imágenes son muy nítidas y plenas de detalle, con gamas de colores ricos, vívidos y programables. De hecho, la D80 permite escoger entre tres gamas de color, aunque el fabricante no es demasiado explícito en su manual. Una de las gamas es la estándar de la industria gráfica avanzada, el Adobe RGB (conocido en el mundo Nikon como "Modo II"). El Modo Ia es la gama sRGB, ideal para reproducciones y para la web. La gama Modo IIIa consiste en un patrón sRGB con "colores optimizado para la reproducción de paisaje". Las diferencias existen, y la idea es probar todos y ver cuál sirve para cada situación. Preferimos el Modo Ia, aunque las otras son totalmente explotables.

Las opciones nuevas e interesantes son muchas. Entre ellas destaco un modo para hacer fotografía blanco y negro directamente desde la cámara, que es fácil y realmente divertido de usar. También se pueden retocar las imágenes directamente, sin tener que recurrir a una computadora (correcciones de color, pasar a blanco y negro, sepia o cianotipo, etc). La D80 permite difinir varios maneras de tratamiento de color, saturación y nitidez (para lograr imágenes "suaves", "vívidas", "más vívidas", etc). Las curvas de contraste son interesantes y permiten bastantes posibilidades creativas.

Una función realmente potente con que cuenta ésta y otras cámaras Nikon es la posibilidad de controlarse desde la PC. Por medio del software Camera Control Pro (incluido en el paquete) se puede emplear la cámara mientras está conectada a la PC. También encontré muy interesante una función típica de las Nikon, la utilización de curvas de contrastes. Estas se editan en el Camera Control Pro y modifican la curva caracterísitica de contraste aplicada por la cámara a nuestras imágenes, siguiendo nuestros gustos. Por medio de esta función, podemos adaptar la manera en que actúa el sensor frente a las luces, sombras, y los colores. Muy interesante, pues podemos variar el contraste según el tipo de fotografía que realicemos más a menudo. Como ya mencionamos, la D80 cuenta con varios tratamientos "de fábrica", y una memoria que permite al usuario cargar un tratamiento propio. Es una función potente, y sería lindo disponer de la posibilidad de cargar más de una configuración, como sí pueden la Nikon D2X, el modelo de gama profesional y nave insignia de la compañía japonesa.

Por supuesto, trabajar en el modo RAW nos ahorra estos pasos. Los archivos RAW consisten en la información en bruto tomada por el sensor, a diferencia de los archivos JPG convencionales, que ya están procesados. Los archivos en bruto de las cámaras Nikon se denominan NEF. La libertad que nos permiten es que podemos prescindir de las modificaciones que reliza la cámara en forma automática en el momento de la toma, y decidir en la postproducción cómo queremos que se vean nuestras imagenes. La Nikon D80 exporta archivos NEF, y NEF+JPEG, lo que permite una gran versatilidad. Los archivos NEF por otro lado son bastante económicos con respecto a lo que estaba acostumbrado, y no son excesivamente pesados. La cámara los maneja sin problema alguno.

Con la cámara se comercializa aparte un editor de archivos NEF que es sobresaliente, en Nikon Capture NX 1.1. Permite trabajar los archivos RAW con amplia libertad y empleando "puntos de control", lo que agiliza mucho la edición de las imágenes y la realización de algunos efectos que son complicados de lograr en Photoshop. Dicho sea de paso, actualicé mi Photoshop CS2 con el nuevo Camera RAW que permite leer los archivos de las nuevas D80, D40X, Canon 40D, etc.

La cámara es rápida y el autofoco en su opción Zona AF Dinámica, AF-A, es consistente y muy bueno (aún en las situaciones de escasa luz a las que me ví por despecho sometido en los primeros días).

La vida de la batería ronda los 1.000 disparos, y si bien no tiene la exactitud de las baterías "InfoLithium" de Sony, la D80 permite saber con bastante precisión la duración restante de la misma a través del menú y del indicador de cinco etapas.

Entre los accesorios Nikon contamos con una gran variedad de objetivos para todas las aplicaciones. También la D80 en particular puede contar con la empuñadura vertical MB-D80, que se adosa en la parte inferior de la cámara y otorga mayor libertad a la hora de sacar fotos en posición horizontal. También este "grip" permite agregarle dos baterías, o trabajar con 6 pilas AA.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Buenisima la nota! Tengo ya mi D80 y es espectacular, yo la llevé con el objetivo nikor 18-55!

Marcela

mario dijo...

me gustaría recibir un manual o guia para limpiar el dispositivo que contiene (dentro)Nikon AF-S DX Zoom Nikkor 18-135/3.5-5.6 G ED tiene un ruido y no enfoca, el ruido como si algo impidiera enfocar dentro del objetivo. gracias...

El Revelador dijo...

Lamentablemente no podemos ayudarte específicamente. Te recomendamos que acerques tu objetivo a algún servicio técnico especializado, como ABC Service (en Argentina). También puedes recurrir a los centros técnicos autorizados Nikon.